Los desafíos de la juventud entre la casa común y la casa rota.


Artículo escrito para POLITIKA UCAB por Carlos Romero Mendoza – 7 de agosto de 2015

    La Resolución 54/120 de la Asamblea General de Naciones Unidas del año 2000, acordó declarar el 12 de agosto como el Día Internacional de la Juventud. Cada año la ONU promueve que la celebración de ese día se realice en el marco de un tema central que sirva de referencia para la reflexión sobre las necesidades de los jóvenes y para la promoción de sus derechos y deberes. Este año 2015 la celebración tiene como tema central la Participación Cívica de la Juventud(Youth Civic Engagement).

     El Programa de Naciones Unidas (PNUD) advierte que la actual generación de jóvenes es la más numerosa de la historia del mundo. En consecuencia, reconociendo a los jóvenes como excelentes innovadores y agentes de cambio[1]la ONU destaca que su participación es esencial en la creación de comunidades pacíficas, en apoyo a la gobernanza y a la transición democrática.

    PNUD a través de sus Estrategias para la Juventud 2014-2017[2], aspira alcanzar un mayor compromiso cívico y mejor participación de los jóvenes en la toma de decisiones, la vida política y las instituciones públicas; también, persigue con ellas, un mayor empoderamiento económico en los jóvenes y busca promoverlos como constructores activos de la resiliencia.

     Los 4 ejes estratégicos que plantea el PNUD para alcanzar esos resultados propuestos en el párrafo anterior son: 1) Desarrollo de capacidades; 2) Promoción e integración; 3) Liderazgo de ideas y 4) políticas nacionales.

     Para el PNUD la participación de los jóvenes en los asuntos públicos permite una mejor promoción de sus derechos; garantiza que sus voces sean escuchadas; facilita el intercambio de conocimiento entre las generaciones; fomenta la innovación y fortalece el pensamiento crítico para apoyar los cambios transformadores en la vida personal y en la dinámica de sus propias comunidades.

     En las consultas realizadas a los jóvenes para el Desarrollo post 2015, se identifica el llamado a una mayor participación, que además aspira sea significativa en la toma de decisiones y le acompañan otras demandas como son: el trabajo, la educación, y gobiernos honestos y transparentes[3].

     Los jóvenes de hoy reclaman por un cambio, advierte el Papa Francisco en su Encíclica Laudato Si; y además se preguntan cómo es posible que se pretenda cons­truir un futuro mejor sin pensar en la crisis del ambiente y en los sufrimientos de los excluidos.

     La Participación Cívica de los jóvenes, encuentran en la Laudato Si, el mayor desafío de este tiempo: preservar la “casa común”, que no es otra que el planeta tierra; pues les tocó vivir un tiempo en el cual múltiples causas han lesionado y maltratado esa “casa común”, hasta llevarla a un gran deterioro.

     En consecuencia, la celebración del Día Internacional de la Juventud, debe ser útil para reflexionar sobre la participación activa que ellos deben jugar en el desafío que plantea la Encíclica y en la invitación del Papa Francisco de nuevo diálogo sobre la forma como se está construyendo del futuro del mundo.

     Corresponde a los gobiernos del mundo asumir el reto de facilitar la participación de los jóvenes en los debates y mecanismos de toma de decisiones sobre todos aquellos temas que impactan esa “casa común”. Sólo así, como lo señala el PNUD el desarrollo humano sostenible logrará ser mucho más que un concepto y una simple expectativa.

     En este sentido, se debe alertar sobre la manipulación que hacen algunos gobiernos que formalmente parecieran facilitar espacios de participación, pero que en la práctica lo que hacen es crear espacios para promover e imponer modelos políticos que se alejan de aquellos beneficios, que líneas atrás, se destacaban como resultado de los procesos de participación cívica de la juventud.

     Es el caso del Consejo Presidencial de los Estudiantes y la Juventud en Venezuela[4]conformado el pasado 18 de mayo de 2015, que representa una pieza más de un rompecabezas que pretende integrar un nuevo modelo institucional de Estado, muy distinto al previsto en la Constitución vigente.

     Aun cuando el Presidente haya promovido en ese Consejo el debate sobre temas como la educación, el empleo, la cultura, el deporte, la organización y formación de los jóvenes; la ausencia de procesos transparentes e incluyentes de participación de otros sectores de representación juvenil, hacen que ese esfuerzo sea inútil para alcanzar un diálogo constructivo sobre las necesidades y demandas de los jóvenes venezolanos.

     Desde que en el 2010 la Asamblea Nacional, ignorando la voluntad popular, aprobó Leyes enmarcadas en el diseño del Estado Comunal, como sociedad hemos experimentado un proceso de destrucción institucional, económica y social, que nos ha dejado, en palabras de Leonardo Padrón[5], esta “casa rota” llamada Venezuela.

     Esta generación de jóvenes venezolanos, no han tenido otra alternativa que encontrarse con la participación, unos a través de lucha política por la democracia, como lo hicieron en el pasado sus abuelos o bisabuelos y otros, a través de la imposición de un modelo único de simula mecanismos de participación efectivos, hasta ahora es lo único que han podido conocer.

     El gran desafío para lograr que la juventud venezolana pueda participar cívicamente en los asuntos de la “casa común” y ser actores del desarrollo humano sostenible, es buscando espacios para el nuevo diálogo sobre la reconstrucción de la “casa rota” llamada Venezuela.

[1] ONU. Principios rectores sobre la participación de los jóvenes en la consolidación de la Paz. Recuperado el 2 de agosto de 2015. Online en:http://www.un.org/es/peacebuilding/pbso/pdf/guidingprinciples_sp.pdf

[2] PNUD. Estrategias para la Juventud 2014-2017 http://www.undp.org/content/dam/undp/library/Democratic%20Governance/Youth/UNDP-Youth-Strategy-2014-2017-SP.pdf

[3] Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología. Consejo Presidencial de los estudiantes y de la juventud, incorpora a la Misión Saber y Trabajo. 18 de mayo de 2015. Online en: http://www.mppeuct.gob.ve/actualidad/noticias/consejo-presidencial-de-los-estudiantes-y-la-juventud-incorpora-la-mision-saber

[4] Maduradas. Para Llorar, para quienes quieren Emigrar La Casa Grande por Leonardo Padron. 30 de julio de 2015. Online: http://www.maduradas.com/para-llorar-para-quienes-estan-pensando-en-emigrar-la-casa-grande-por-leonardo-padron/